ÁGUILA IMPERIAL IBÉRICA

aguila imperial iberica cabeza y pico

 

El águila imperial ibérca es un ave de presa accipitriforme perteneciente a la familia Accipitridae. El mismo lleva por nombre científico Aquila adalberti, distinguido gracias a sus características morfológicas, su fertilidad y por habitar en terrenos llanos y esteparios.

También te puede interesar: La ballena azul

Águila Imperial Ibérica

El águila imperial ibérica es un ave de gran tamaño, fuerte pico y garras robustas. El plumaje de este águila varía con la edad,  en  adultos es pardo oscuro, con los hombros y la parte de las alas salpicado de plumas blancas. La nuca es un poco más pálida y la cola más oscura.

En los jóvenes el plumaje es pardo y rojizo, hasta tornarse en un amarillo ocre semi-homogéneo. Estos ejemplares pasan por fases de damero, en las que el plumaje  amarillento se va intercalando poco a poco con plumas color pardo oscuro y negro,  hasta llegar a la adultez.

Llegan a medir de 78 a 83 cm de altura y pesar de 2,5 a 3kg, siendo las hembras aproximadamente un 10% más grandes. La envergadura alar de estas aves suele verse cerca de los 200 centímetros.

aguila imperial iberica cazando

Es un ave rapaz de gran longevidad, vive alrededor de 20 años, aunque ha habido casos de especies con 27 años en libertad y en cautiverio hasta de 41 años.

Hábitat y distribución

El águila imperial ibérica tiene gran exclusividad con la Península Ibérica, donde habita durante todo el año, siendo territorial y defendiendo su territorio ante cualquier amenaza. Su hábitat ideal son las áreas de bosque esclerófilo, con un relieve suave donde se mezclan con herbazales, matorrales, y riachuelos. Se encuentra, sobretodo, presente en campiñas bajas del centro y el sur de la Península Ibérica.

Comportamiento del águila Imperial Ibérica

Son aves de presa territoriales que en compañía de su pareja defiende su zona de reproducción y de caza durante el transcurso del año, por lo que a diferencia del águila imperial oriental, el águila imperial ibérica no emigra.

aguila imperial iberica animales en peligro de extincion

La alimentación de este increíble rapaz, consiste en pequeños mamíferos y roedores, aves, reptiles e incluso puede alimentarse de carroña en temporadas de invierno. Captura a su presa desde el aire con normalidad, a excepción de algunos jóvenes que prefieren la caza más al acecho.

Reproducción

El águila imperial ibérica, dispone de árboles –generalmente pinos y alcornoques- para la construcción de diferentes nidos que rotan con frecuencia. Estos nidos pueden estar a grandes alturas o cerca del suelo dependiendo de la disponibilidad de los árboles.

El cortejo del rapaz se da inicio a principios de año, estando consolidadas las parejas a mediados de Marzo donde comienzan la reproducción. El águila imperial ibérica tiende a ser sensible a la presencia humana pudiendo abandonar la nidificación al verse molestado.

La puesta típica es de 4 a 5 huevos, aunque en los últimos años se ha visto gran cantidad de huevos infértiles a causa de la contaminación ambiental y uso de pesticidas. Los dos o tres polluelos que nacen con normalidad, rompen el cascaron a inicio de junio, teniendo una incubación de 40 días.  Pasado un mes, los polluelos se cubren completamente de plumas y abandonan el nido a los 70 días, donde continúan siendo alimentados por los padres durante cuatro meses en la cercanía del nido.

aguila imperial iberica plumas y vuelo

A diferencia de las águilas reales, los polluelos nacidos tienden a llegar todos a adultos, por lo que no practican el cainismo con normalidad. Sin embargo se han visto casos durante años de escasez donde recurren a esta conducta.

Estado de conservación

La situación actual del águila imperial ibérica, es bastante crítica (como la de la ballena azul) siendo una de las aves de presa más escasas en el mundo. Sin embargo, se han puesto en marcha numerosas maniobras y acciones en pro de la conservación de la especie permitiendo así la recuperación pudiendo lograr de 100 parejas de ejemplares en el año 1995 a 230 parejas en el año 2007, distribuidas en diferentes comunidades como Castilla- La mancha, Madrid, Andalucía y Castilla-León. Sin embargo en algunas zonas la población ha disminuido drásticamente a causa de la aplicación de venenos, por ejemplo en Doñana y el Valle del Tiétar.

Las principales amenazas de esta rapaz vienen representadas como de costumbre por el desarrollo y la mano del hombre.  La electrocución, el envenenamiento, la caza furtiva, la destrucción continua de su hábitat, y la disminución de su principal foco de alimentación, se ven directamente relacionados con la mortalidad del Águila Imperial Ibérica, siendo considerada un animal vulnerable según la lista roja de la UICN.

Desde el año 2007, la organización WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) ha puesto en marcha una serie de proyectos para la recuperación de esta especie. Buscando estabilizar las poblaciones que van en disminución mediante la concientización de la localidad, así como dando un parado al uso de veneno.

Vídeo de Águila Imperial Ibérica

Los objetivos de este proyecto de recuperación se basan en conocer la situación actual estudiando los peligros que la afectan, incrementar el tamaño de las poblaciones, y sensibilizar y concienciar a las autoridades acerca de la situación de deterioro que amenaza la existencia de la especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *