TAMARINO LEÓN DORADO

tamarino leon dorado monos

Tamarino León Dorado

El tamarino león dorado o titi leoncito, conocido en el mundo de la ciencia como Leontopithecus rosalia, es un pequeño primate de la familia de los callitrichidae, donde se incluyen otras 42 especies comúnmente llamadas titis o tamarinos, como lo son: el tamarino midas, el titi plateado y el tamarino de goeldi, que se distinguen a simple vista de otros platirrinos por su pequeño tamaño, particular pelaje y gran energía a la hora de realizar cualquier actividad.

Descripción

El titi leoncito está cubierto en su totalidad de un sedoso y brillante pelaje, color naranja rojizo y dorado, que puede ser más claro u oscuro sin distinción de género. Éste peculiar color contrasta muy bien con el tono oscuro de su rostro y sus patas, al estar desprovistos de pelo. Éste es más largo en la zona de la cabeza, otorgandole un aspecto bastante similar a la melena de los leones, dando paso a su nombre coloquial de león dorado.

También te puede interesar: La ballena azul

tamarino leon dorado

Tiene una cara pequeña, grandes ojos negros y una nariz plana. Sus orejas son grandes, sin embargo el pelo sobresaliente de su cabeza logra cubrirlas por completo. Sus manos de largos dedos poseen unas enormes garras que los ayudan a trepar con facilidad los arboles, donde consiguen la mayor parte de su comida y están a salvo de los depredadores.

El cuerpo del tamarino león dorado mide aproximadamente entre 34 y 40 cm de longitud,  y su cola mide entre 22 y 38 cm, con un peso alrededor de 300 a 700 gramos, independientemente del género.

Reproducción del tamarindo león dorado

La temporada de reproducción del tamarino león dorado tiene lugar entre Septiembre y Febrero. La gestación dura de 125 a 137 días y, usualmente, dan a luz de 1 o 2 crías, aunque se puede dar el caso de que nazcan tres. Es frecuente que procreen dos veces al año, ya que pasadas entre 2 o 3 semanas luego del parto la hembra esta lista para aparearse de nuevo.

Regularmente la hembra dominante es la única en aparearse, las hijas se encargan de cuidar a las nuevas crías que son dejadas a su cargo a los 7 días de nacidos. Sin embargo, cuando entra un nuevo macho al grupo, se reproducen más de una hembra por un pequeño periodo de tiempo.

Estos callitrichidae alcanzan la madurez sexual a edades diferentes según su sexo. Las hembras a los 15 o 20 meses de edad están listas para procrear, mientras que los machos no pueden reproducirse hasta cumplir los 28 meses de edad.

tamarino leon dorado bosque

A diferencia de otras especies de primates, en donde las hijas no se reproducen al no ser compatibles hormonalmente con el padre, la fémina del titi leoncito da a respetar su posición como hembra dominante por medio de la agresión a las de menor jerarquía.

Hábitat

Las zonas en las que se encuentran ejemplares de titi leoncito en estado salvaje son llamadas área de acción, y cada familia cuenta con una de 36 a 61 hectáreas en las selvas brasileras. Los machos defienden su territorio tanto de machos como de hembras, las hembras por el contrario solo pueden defenderse de otras hembras.

Desde el año 2004 se han hecho programas de reintroducción, devolviendo a los especímenes criados en cautiverio a las reservas naturales ubicadas en las selvas de Brasil, una tarea bastante complicada y de alto riesgo para la conservación de la especie.

Costumbres

Al igual que los demás miembros de la familia de los callitrichidae, es un animal diurno y arborícola, durante las noches duerme en los huecos de troncos. El tamarino león dorado vive en pequeños grupos de 5 a 9 miembros, constituidos por una pareja dominante y las crías. Es posible observar en ocasiones a 1 o 2 machos capaces de reproducir que no son nacidos del clan.

La movilidad en los clanes es poco frecuente en las hembras, estas se quedan en el grupo ayudando con los recién nacidos, en cambio los machos se van con el propósito de crear su propia manada.

Tamarino León Dorado animales en peligro de exticion

Estado de conservación

El tamarino león dorado se encuentra seriamente amenazado, siendo catalogado como una especie en peligro de extinción por la lista roja de la UICN desde el año 2003. Las principales causas de esta disminución están representadas por la perdida y fragmentación del bosque, así como la captura de estos para el comercio o como animales domésticos.

Desde hace un tiempo se han puesto en práctica diversos programas de cría en cautiverio, así como la reintroducción de la especie a su hábitat natural.  Gracias a estos programas se ha logrado incrementar la población de tamarinos león dorado, pudiendo observar hoy en día más de 1.000 individuos en estado salvaje.

A pesar de este leve incremento, es un proyecto complicado, en el 2004 sólo el 65% de los ejemplares devueltos a la naturaleza logro sobrevivir, sin embargo se ha estudiado y aprendido mucho acerca de la adaptación de este primate con el propósito de compensar las faltas y obtener mejores resultados en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *